Oraciones de culto a la Santa Muerte. Rituales e Historia.




¿Que oraciones a la Santa Muerte podemos recitar para resolver los problemas más difíciles y complicados? Te mostraremos la mejor oración a la Santa Muerte de acuerdo a tus necesidades, para que le pidas y te conceda justo aquello que realmente necesitas.


Oraciones a la Santa Muerte

Quien es la Santa Muerte

La llaman “Santa Muerte”, pero no es una santa. En muchos países de América Latina, América Central y en algunos lugares de los Estados Unidos se ha extendido una creciente devoción por la figura del esqueleto femenino, principalmente en México y Argentina. Pero no se deje engañar por el velo, ni por su nombre, la devoción, el culto y las oraciones a la Santa Muerte son una creencia incompatible con la fe católica. Es más, ella no es una santa reconocida por la Iglesia Católica Romana.

Que dice la Biblia sobre la Santa Muerte

Según el cristianismo, la muerte no es un ser, sino un acontecimiento que corresponde con la ausencia de vida. Por lo que la “Santa Muerte” no tiene realmente nada de santa. De hecho, en mayo de 2013, el cardenal Gianfranco Ravasi, presidente del Consejo Pontificio para la Cultura del Vaticano condenó la devoción hacia ella, equiparándolo a “la celebración de la devastación, culto a la muerte y al infierno” llamándolo “una blasfemia contra la religión”.




“No todos los días se condena a un santo popular en los niveles más altos del Vaticano”, dijo el obispo Walter F. Sullivan, catedrático de Estudios Católicos en la universidad de la mancomunidad de Virginia y autor de “Devoted to Death: Santa Muerte, Skeleton Saint“, el único libro académico en inglés que trata sobre el tema hasta la fecha.

A pesar de su condena, la Santa Muerte sigue siendo cada vez más popular entre los criminales, los capos de la droga y los marginados de la sociedad, así como entre los católicos que tal vez no saben (o les importa) que la Iglesia les condene. Según Walter, “ella es básicamente la representante de la espiritualidad narcotática y el movimiento religioso de más rápido crecimiento en los últimos 10 o 15 años“. La Santa Muerte era desconocida por el 99% de la población antes de 2001. Hoy en día se calcula que hay entre 10 y 12 millones de devotos. No existe ningún otro movimiento religioso que haya tenido en la historia esta velocidad de crecimiento.

El origen de la Santa Muerte y sus Raíces

Gran parte de la devoción por la Santa Muerte, es debido a que ella es vista como una santa sin prejuicios que puede ser invocada para algunas “peticiones no tan santas“. Generalmente, si alguien pretende hacer algo ilegal, y quiere estar protegido de la ley, se siente incómodo pidiéndole a Dios que lo proteja. Sin embargo, un santo sin prejuicios que acepta a cada cual como es resulta atractivo, particularmente a criminales o personas que no se sienten completamente aceptadas dentro de las iglesias católicas, evangélicas o de cualquier otra religión.



Para otros, la Santísima Muerte les ayuda a valorar y comprender a los seres humanos. La Iglesia Católica hizo un gran trabajo llevando a los fieles a los brazos de la Santa Muerte. Para ella no hay barreras raciales, religiosas ni de genero, sin embargo muchas otras religiones te enseñan a discriminar y a devaluar a las personas. La mayoría te enseña que si eres gay, deben rechazarte, que si eres prostituta, estás viviendo en pecado. Con la Santa Muerte, todas estas personas se sienten libres ya que no hay muchos otros lugares a donde ir.

¿Por que a ella?

Los devotos también se sienten cómodos acudiendo a ella en busca de venganza, algo que nunca le pedirían a Dios ni a un santo canonizado. El catolicismo cultural y las guerras de la droga fueron los ingredientes necesarios para que la Santa Muerte se hiciera popular. Incluso quien no cree, tiene una idea básica de lo que implica el catolicismo. Misa, santos, oraciones, rosarios, todo lo que ha sido aprobado y adaptado por el movimiento de la Santa Muerte. Se puede apreciar como una forma herética extrema del catolicismo popular. De hecho, la Santa Muerte solo pudo haber surgido de un entorno católico. Muchos de los rituales involucrados en la adoración a ella son copias reminiscentes o directas del catolicismo.

Paradójicamente, existen muchos devotos que se sienten amenazados por cualquier razón y creen que la muerte podría estar a la vuelta de la esquina. Tal vez sean narcotraficantes, tal vez asesinos, o puede que sea un guardia de seguridad que podría ser asesinado a tiros. Muchos de ellos le piden protección a la Santa Muerte y recurren a ella en sus oraciones. La gente busca protección, y la Santa Muerte tiene la reputación de ser el santo más poderoso de todos.



Y no necesitas adorarla a ella exclusivamente. la Santa Muerte no se siente necesitada como por ejemplo el Dios cristiano, que quiere que sus devotos rompan lazos con otros ídolos. De hecho, muchos devotos de Santa Muerte aún practican el catolicismo. Si quiere que su carga de metanfetamina llegue de manera segura, es más fácil preguntarle a ella que a la Virgen de Guadalupe.

Historia de la Santa Muerte

Aunque recientemente ha estallado en popularidad. La Santa Muerte ha sido referenciada en la cultura mexicana desde la época colonial española, cuando los colonizadores católicos, buscando evangelizar a los nativos de México, trajeron figuras femeninas de esqueletos como una representación de la muerte.

También se la menciona dos veces en los registros históricos de la Inquisición. Cuando los inquisidores católicos españoles encontraron y destruyeron un santuario en Santa Muerte, en el centro de México. Después de eso, Santa Muerte desapareció de los registros históricos durante más de un siglo para resurgir en la década de 1940. Luego se desvaneció en la oscuridad durante unas pocas décadas más, hasta el día de hoy, que es cuando mas popularidad ha ganado en toda la história.

Por qué ella no es santa

Su familiaridad y atractivo es en realidad parte del peligro de esta devoción. Además de narcos y criminales, el santo popular también atrae a católicos pobres y culturales, o aquellos que simplemente buscan algo en lo que creer. Es muy fácil convencer a la gente que no conoce muy bien su fe. Podría decirse que la Santa Muerte es literalmente un demonio con otro nombre.

Además de sus lazos demoníacos, también es una perversión tratar la práctica de orar por la santísima muerte. Los santos que veneramos son personas reales que han elegido seguir la voluntad de nuestro Señor y han hecho grandes cosas con sus vidas. Ahora están en el cielo para siempre, y es por eso que pedimos su intercesión. Así que tomar esta devoción y esta práctica para retorcerla de tal manera que invoque a esta imagen glorificada de la muerte es realmente una distorsión de lo que creemos que es verdaderamente el poder de un santo. Honrar a un santo de la muerte es una corrupción de lo que los cristianos creen acerca de Jesús, que vino a darnos la vida eterna.


Aunque la vida después de la muerte es el principal punto de debate entre otras sectas religiosas, si hay algo en lo que los devotos de todas las religiones pueden estar de acuerdo, es que la muerte no es tan exigente.

La muerte viene para todos y nunca discrimina“.