El Satanismo y los Rituales Satánicos ¿El Único Dios Verdadero?

A diferencia de lo que la gente comúnmente se imagina, esta creencia no estimula únicamente la adoración con rituales satánicos al diablo y a Satán. El satanismo representa principalmente que el foco esta en el propio individuo y en nuestro propio beneficio: Tu eres “tu propio dios” y “tu propio demonio”. Aunque así como en otras religiones, hay varias vertientes con diferentes versiones del satanismo.


Fue Guibourg en el siglo XVII quien inventó las misas negras. Después de colgar sus hábitos, organizaba misas negras acompañado de
Catherine Deshayes Monvoisin (1640-1680), conocida como La Voisin. Ella era la jefa dentro de una gran red de hechiceros en Francia que proporcionaban a sus clientes venenos, servicios mágicos, misas negras y abortos. Tantos que llegaron a descubrir los restos de 2,500 bebés en el jardín de La Voisin

Se convirtió también en la figura central del famoso affaire des poisons ( Escándalo de asesinatos en Francia durante el reinado del rey Luis XIV) . Se sospecha que su organización mató entre 1000 y 2500 personas con veneno durante la época. Madame de Montespan, llamada realmente Francisca Athénaïs de Rochechouart quien fue amante de Luis XIV contrató los servicios de La Voisin. Dicen que llegó a sacrificar a varios bebes durante los rituales satánicos con el único objetivo de recuperar al rey.

Descubriendo a los satanistas

Yo conocí el satanismo cuando tenía 15 años. Mis padres eran católicos fervientes y me llevaron a la iglesia desde siempre junto a mis hermanas. Pero yo en la adolescencia, empecé a salir con amigos por la noche, comencé a beber y a tomar drogas. De esta forma se convirtió en una opción para mí decidir entre salir con mis amigos en aquel mundo que yo identificaba como “real”, o escuchar las historias bíblicas con mis padres pintando imágenes del Arca de Noé. Entonces elegí la rebeldía.

Los rituales satánicos dentro del satanismo

Pero una noche cualquiera me encontré con la Biblia satánica en la casa de una amiga. Cogí el libro de la estantería y leí todo por encima muy rápido. Esta biblia satánica es actualmente por lo visto la versión de los satanistas más tradicional. Fue escrita por el fundador de la Iglesia de Satán, creada el 30 de abril de 1966 por Anton LaVey, quien tiene ya millones de copias vendidas desde que fue publicada en 1969.

Yo realmente me sentí conectado con todo lo que leía. No estaba feliz en mi relación con mi pareja en esa época y estaba discutiendo mucho con mis padres. Sin embargo, los rituales satánicos y el satanismo parecía reconocer el dolor y la rabia que yo estaba sintiendo exactamente en ese mismo instante.

¿Qué dice la Biblia Satánica?

Es un libro dividido en cuatro partes. Defiende que Satán es una fuerza de la naturaleza y puede ser invocada mediante un ritual satánico. Publicada en 1969, la obra fue reeditada 30 veces y es la más influyente del llamado satanismo ateo. Se promulga que el diablo no es como los cristianos lo ven, es decir, un ser maléfico en oposición a un Dios bondadoso. Por el contrario, en la Biblia Satánica, Dios y Satán son a menudo citados como la misma entidad

Los satanistas no creen en Dios. Pero tampoco creen en el diablo, como sería de imaginar. Son 100% Ateos, creen que el diablo es una invención del cristianismo y consideran que Jesus y sus leyes de caridad son una farsa. Dentro del satanismo cada uno es “su propio Dios” y “su propio diablo”.  Lo mejor que puedes hacer es aprovechar la vida al máximo. Sin cargar con las típicas culpas comunes que traen consigo la gran mayoría de religiones.

A pesar de ser una iglesia, en ella no existen rituales como el matrimonio, la misa o el bautismo. Además, los satanistas no creen en los bautismos que se le hacen a los niños ya que estos no tienen todavía el libre albedrío para elegir la religión que quieren seguir.

La magia satánica

La gente interpreta esto de formas diferentes, pero para mí el satanismo era amarse a sí mismo a costa de los demás. En un sentido filosófico, no tiene mucho que ver con la “adoración al diablo” o con los “hechizos de magia” en si mismos. La mayoría de los satanistas creen que lo mejor es hacer todo lo que esté a su alcance para conseguir lo que quieren de la vida. Ceder deseos a cambio de sexo, comida o bebida es algo alentado y algo que genera un egoísmo muy grande además de un vacío dentro de nosotros.

Pero en aquella época, sentía que el Dios cristiano con el que crecí, que debería ser bueno, no parecía importarle mi sufrimiento. Me golpeaba y me rebelé con bebidas y drogas. La marca del cristianismo suburbano de mis padres no me ofreció ningún consuelo. Parecía que la solución era simplemente fingir que estaba todo bien, no había espacio para las tinieblas o las controversias. Fue ahí el momento en el que lo rechacé.

El Sexo y las drogas fueron mis mecanismos de defensa para enfrentarme durante toda mi adolescencia. He tenido años para aprender que realmente no los necesitamos para sentirnos bien con nosotros mismos. Pero también he tenido algunas recaídas de vez en cuando. Con el tiempo empecé a buscar mi camino con más regularidad y poco a poco me sentía cada vez más cerca de donde quería estar, hasta el día de hoy.

La conciencia de un ritual sectario

La diferencia entre la oración y la magia satánica se puede comparar con la diferencia entre solicitar un préstamo y escribir un cheque en blanco con la cantidad deseada. El hombre que solicita un préstamo (el orador). Tal vez no tenga nada más que una tarea como pago. Pero deberá seguir trabajando y pagar intereses, para que le concedan el préstamo. En caso contrario, quedará con crédito negativo (purgatorio). El hombre que escribe la cantidad deseada en el cheque en blanco (el hechicero). Asume que habrá una entrega de la mercancía, y no paga intereses. Este último es el realmente afortunado, pero es mejor que tenga suficientes fondos (cualidades mágicas) para cubrir la cantidad escrita, o puede acabar muy mal, y tener a sus acreedores (demonios) buscando la forma de cobrarse la deuda.

Magia satánica

La magia negra, como cualquier otra herramienta, requiere una mano habilidosa y la aplicación de principios. Principios descubiertos por el estudio y la experiencia. Si alguien con el potencial alto aplica los principios apropiados, habrá muy pocas cosas que no se puedan realizar. Los más preparados pueden aplicar los principios necesarios para obtener lo que desean vía Magia Menor. Unida al uso de rituales satánicos y ceremonias mágicas dan al hechicero mayores posibilidades de éxito.

Cualquier ritual es una mezcla de elementos gnósticos, cabalísticos, herméticos y masónicos. Y a pesar de que los rituales satánicos son característicos de diferentes naciones, será fácil percibir una tendencia básica dentro de las variaciones culturales.

Los Rituales Satánicos

El éxito depende más de la aplicación de principios aprendidos que de la cantidad de información acumulada. Esta regla debe ser enfatizada, porque la ignorancia de ese hecho es la mayor causa de incompetencia y también la última cosa a ser considerada como causa de fallas. Los individuos más exitosos de la historia fueron personas que aprendieron poco pero lo aplicaron bien. No aquellos con una bolsa llena de comida que no sabían qué comer a la hora del almuerzo.

Los rituales satánicos aquí contenidos se describen con un grado de franqueza usualmente no encontrado en un texto. Todos ellos tienen una cosa en común, reverencian los elementos realmente representativos.

Que promueve el satanismo

El diablo y sus obras han asumido muchas formas. Hasta hace poco, para los católicos, los protestantes eran demonios. Para los protestantes, los católicos eran demonios. Para ambos, los judíos eran demonios. Si preguntamos a un oriental, el occidental era un demonio. El feo hábito del hombre, elevarse a sí mismo por difamar a otros es un fenómeno desafortunado. Sin embargo, aparentemente es necesario para su bienestar emocional.


Es demasiado fácil descartar el satanismo como una total invención de la iglesia cristiana. Se dice que el satanismo no existía antes de que se inventara la propaganda sectaria. Pero el satanismo no estimula la “maldad”. Lo que si hace es poner la libertad personal y la búsqueda del placer por encima de todo. El practicante debe tratar a los demás como ellos lo tratan. Gentileza genera gentileza, pero si te tratan con maldad puedes atacar con la misma moneda.

Además, la Biblia Satánica alienta la búsqueda de la sabiduría. El individuo siempre debe estudiar, ampliar horizontes, aprender sobre diferentes ideas y no quedarse atrapado en ilusiones. La Biblia Satánica no se considera sagrada como la Biblia para los cristianos y el Torá para los Judios. Es sólo un texto con las orientaciones y los mandamientos de esa filosofía de vida. Se divide en  el libro de Satanás , el libro  de Lucifer , el libro de Belialel libro de Leviatán . Cada uno aborda un asunto, como amor, odio, sexo, creencias y reglas de vida.

La filosofía de Dios contra Satanás

El empoderamiento del yo y el propio ego, las realidades carnales de la vida animal, el cuestionamiento de todos los tabúes sociales, la ridiculización de la mayoría de las otras religiones y la promoción de la dura justicia social. Satanás no es real, pero es el símbolo más ideal y preciso de la realidad y la naturaleza.

El mundo está lleno de violencia, sufrimiento, estrés y muerte. El ciclo vital en sí mismo requiere que existan todas estas cosas. Ningún símbolo de “bondad” o “luz” asoma ni puede iluminarlo todo. Viendo la vasta e inhabitable oscuridad que hay en el mundo entero, con catástrofes que generan destrucciones en grandes escalas, solo puede significar que no existe un cielo o un infierno, ni una vida futura en un más allá, tampoco los ángeles a los que oramos ni los demonios que tememos. No existen dioses o salvadores aparte de nosotros mismos y si hubiera un dios, este sería completamente malvado.

Satanistas y los rituales satánicos

Que toda vida exista en una cadena alimenticia significa que la vida está completamente atada a la muerte, y tal ciclo biológico bárbaro solo podría haber sido creado por un dios maligno. Además, el hecho de que un dios así que parece no existir, o que se oculta activamente, es una gran fuente de confusión, conflicto y guerras. De esta forma es sensato suponer que no hay dios de ningún tipo. Con el predominio de la muerte y la violencia en el mundo natural, el resultado de que la naturaleza ha sido abusada por la vida y no ha sido diseñada para esta, hace que Satanás sea el mejor representante del estado de nuestra realidad, exista o no un verdadero dios.

El satanismo como una religión es altamente escéptico, exige pruebas y una fuerte argumentación. Es racionalista y filosófico, pero también de mente abierta sobre lo sobrenatural. El satanismo puede o no implicar adorar a Satanás. Lo que si implica es un esfuerzo consciente de NO adorar a un “único Dios verdadero”. Sin embargo, los cristianos creen que el resultado final será siempre el mismo para quien decide seguir el camino satánico. Su alma estará atada a Satanás y, a menos que la gracia de Dios intervenga, experimentarán la eternidad en el infierno.

¿Por qué el número 666 está relacionado con el demonio?

No hay una respuesta totalmente confiable, pero una de las hipótesis indica que el número 666 aparece como el “número de la bestia” en el libro bíblico del Apocalipsis, cuya autoría es atribuida a San Juan. En el versículo 18 del capítulo 13, se lee. “El discernimiento calcule el número de la bestia, pues es número de hombre; y su número es seiscientos sesenta y seis”. 

Para entender esta extraña asociación, hay que regresar a los tiempos en que el texto fue escrito. Probablemente, durante el siglo I. En la época, los cristianos no admitían el carácter divino del emperador romano Nerón. Esta actitud incomodó al gobernante, que mandó reprimir violentamente a los adeptos del cristianismo. Con la persecución, el emperador pasó a ser conocido como la “bestia” entre los fieles. Pero llamarlo así podría desencadenar una reacción feroz. Para evitar el problema, los cristianos resolvieron relacionar las letras del nombre Nero a cifras, en una técnica llamada gematría. El número resultante, por supuesto, fue el diabólico 666.

Esa es sólo una de las explicaciones para la asociación, pero algunos expertos creen que es la más correcta. “Al final, el libro del Apocalipsis fue escrito en un mensaje cifrado, a causa de las persecuciones de Roma contra los cristianos”. ¿Conoces más información sobre los rituales satánicos y quieres que la publiquemos? Compártela en los comentarios!

2 Comentarios

  1. frank octubre 3, 2019 Responder
    • Nora Fernandez octubre 12, 2019

Dejar un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Angel Cristóbal.
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, responder y gestionar los comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y eliminar tus datos cuando quieras.
  • Contacto: hechizos.top@gmail.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.