¿Cómo echar mal de ojo a alguien sin salir perjudicados?

Se han escrito muchos libros y artículos durante todos estos años sobre cómo protegerte y librarte de esta maldición, sin embargo, hay muy poca información sobre cómo echar mal de ojo a alguien sin salir nosotros mismos perjudicados al hacerlo. Normalmente las personas solo buscan el bienestar y la salud para ellos mismos o para los que los rodean, pero hay circunstancias en las que uno puede recurrir a medidas un poco más extremas y decidir adentrarse en el oscuro mundo de la magia negra.


A lo largo de nuestra vida, muchas veces nos encontremos con personas realmente despreciables con las que tendremos que convivir o trabajar. Desearemos más de una vez que le sucedan cosas malas e incluso querer desearle la peor de las muertes posibles a alguien pero tranquilos, aquí no estamos para juzgar a nadie.

Tu solución al “problema” puede ser bastante sencilla, solo tienes que aprender a echar un mal de ojo para que tenga efectos devastadores en la víctima. Es una maldición que realmente funciona, no requiere de ningún sacrificio, y lo puedes hacer en soledad. A través de la energía negativa podrás causar la desgracia en todos los ámbitos de su vida, y lo mejor de todo, es que en la mayoría de los casos, ellos no se darán cuenta de que están bajo una maldición.

Cómo causar y echar mal de ojo a alguien

Si no sabes como hacer mal de ojo debes tener en cuenta que lo más importante es que tu disposición psíquica sea la correcta, tienes que albergar una gran cantidad de pensamientos malignos de odio, destrucción y muerte sobre la víctima para que tu ritual salga bien. Debes mirarla con atención y enfocar todos tus malos pensamientos y deseos en esa persona para hacerle el máximo daño posible, cuanto más odio y maldad puedas focalizar, más efectiva será la maldición.

Que puede causar mal de ojo

El mal de ojo es conocido a lo largo de la historia desde los tiempos del antiguo Egipto, también se menciona en textos griegos y romanos así como en muchas obras literarias famosas, incluida la Biblia (Lucas 11:34) o en las obras del Corán. 

Tienta creer que el mal de ojo solo es una creencia antigua y desacreditada, que no juega ningún papel importante en nuestra vida. Sin embargo, debemos tener en cuenta que sigue siendo un factor poderoso que afecta al comportamiento de millones de personas en todo el mundo. El contacto visual puede crear una conexión intensamente personal y el mal de ojo puede ser causado de diversas formas, pero generalmente se pueden clasificar en tres grupos principales.

Insconsciente

Estos son los males de ojo que se hacen de manera totalmente accidental e insconsciente, es decir, cuando al conocer a alguien, rápidamente lo juzgamos y tenemos una idea preconcebida de ésta, provocando malas sensaciones y, por consiguiente, malos pensamientos sobre la víctima. Por lo que a la pregunta, ¿Se puede echar mal de ojo sin querer? La respuesta es, indudablemente, si.

Semi-inconsciente

Luego existen los que hacemos de forma semi-inconsciente, es decir, cuando alguien mira con maldad y desea la desgracia de la víctima sin saber exactamente como hacerlo. Es el más común de ver y son generalmente producidos por personas que no tienen mucha idea sobre la fuerza del poder mental y las consecuencias que este puede ocasionar.

Consciente

Por último están los que se hacen de manera consciente, sabes perfectamente lo que estás haciendo y las terribles consecuencias que tus actos pueden ocasionar. Aún así, sigues adelante porque tu odio hacia esa persona es más fuerte que tus valores morales.

Formas de echar mal de ojo

El mal de ojo es la violación del campo energético de otra persona. Si alguien está suficientemente desarrollado espiritualmente, el nivel de sus vibraciones será lo suficientemente alto como para que ningún mal de ojo pueda afianzarse en su campo. Por lo tanto, antes de hacer un mal de ojo debemos tener en cuenta que solo funcionará con personas que sean susceptibles en ese mismo instante. Tampoco debemos olvidar que tan pronto como esa persona comience a desarrollarse espiritualmente y libere su negatividad, el mal de ojo, relativamente hablando, se desvanecerá.

Todos conocemos el poder que tienen las maldiciones gitanas y al igual que estas, existen varios rituales efectivos con los que conseguiremos que la energía negativa fluya hacia otra persona con más fuerza. De esta forma, será más fácil echar un mal de ojo y además, tendremos más probabilidades de éxito.

Hacer mal de ojo con mantra

Consiste en recitar algunos pensamientos negativos en forma de mantras para potenciar el efecto del mal de ojo. Puedes ayudarte de la siguiente frase:

“Satanás, señor del averno y del inframundo, tu que eres el pecado hecho carne,  dirige todo tu odio y maldad a (Nombre de la víctima) para que recaiga sobre ella/el toda tu ira.”

Mientras se repite este mantra debes mirar fijamente a la persona en cuestión y concentrar todos tus malos pensamientos, entrecerrando los ojos como si quisieras fulminar a esa persona con tu mente, la sensación de poder debe recorrer todo tu cuerpo, solo de esta manera surgirá el efecto deseado. Una vez hayas abierto los ojos el ritual quedará realizado, ya no habrá vuelta atrás.

Echar mal de ojo con un espejo

Este ritual es muy simple a la vez que efectivo, por eso muchos hombres y mujeres recurren a él cuando se ha producido un desamor en su vida sentimental, y se desea que tu ex pareja sufra por todo el daño que te hizo. Solo debes tener en cuenta hacerlo únicamente los días lunes, martes o domingos, siempre y cuando el reloj marque las 12 de la noche. Para hacer un mal de ojo de esta forma necesitarás.

Ingredientes
  • Un espejo
  • Una vela negra
  • Un encendedor

Luego, debes seguir paso por paso estas instrucciones:

Instrucciones
  • Coloca y enciende la vela negra en el centro de una mesa y mantén el espejo al lado de la vela.
  • Recita esta oración: “Yo deseo con todas mis fuerzas que (Nombre de la víctima) sienta en sus propias carnes todo el mal que me ha hecho, quiero que sufra (decir el mal que deseas que le ocurra) y que todos mis pensamientos de odio y destrucción se canalicen a través de este espejo y fluyan hacia su persona.
  • Repite la oración una y otra vez hasta que la vela se haya consumido totalmente. Pueden suceder dos cosas, que en el espejo se hayan dibujado símbolos, caras o letras, en este caso habrás tenido éxito con el ritual. O bien que no pase nada o que el espejo se rompa, en este caso no se ha podido completar al ritual, incluso puede ser que la víctima tenga una fuerte protección contra el mal de ojo.

Echar mal de ojo con una foto

Si ninguno de los rituales anteriores ha surgido efecto, puedes probar con una foto, esta hará de catalizador permitiendo que la víctima sea receptor de mayor cantidad de energía negativa. Para poder hacer este ritual tan solo necesitarás:

Ingredientes
  • Un triángulo de metal.
  • Una foto de la víctima.
  • Un vaso de agua.
  • Un plato con sal.
  • Una campana.
  • Una vela.
  • Incienso.

Ahora, debes seguir paso por paso estas instrucciones:

Instrucciones
  • Encierrate en una habitación y apaga la luz. De esta forma, lograremos que los malos espíritus se concentren y evitaremos que se escape la energía negativa para que no pierda efecto en la maldición.
  • Coloca en una esquina de la habitación el incienso encendido, el plato con sal y el vaso de agua.
  • En el centro de la habitación coloca el triángulo de metal, y en su interior la vela encendida junto con una foto de la víctima.
  • Coge la foto en tus manos y mírala fijamente, mientras haces esto, debes tener pensamientos malignos y destructivos sobre tu victima al tiempo que piensas fuertemente en todas las cosas malas que quieres que le suceda.
  • Sigue con los pensamientos negativos hasta que alcances un estado de cansancio profundo, llegado este momento, deberás tocar la campana tres veces para dar por finalizado el ritual.

Con todos estos pasos, la persona deseada quedará maldecida con el mal de ojo, pero te debemos advertir de una cosa. Si dicha persona se da cuenta mínimamente de que puede estar siendo victima de una maldición, existen una gran variedad de trucos y remedios para quitar el mal de ojo de forma sencilla. Por lo tanto, podría fácilmente protegerse con algún amuleto para neutralizar sus efectos o incluso revertir el hechizo en contra nuestra.

Por qué protegerse no siempre funciona

Un maestro experimentado podrá establecer de muchas formas distintas una conexión con el cuerpo astral de la “víctima” sin la necesidad de tener un espejo cerca o una foto. Sabe perfectamente como hacer un mal de ojo y lograr la conexión a través del propio cliente o a través de un retrato pintado a mano. También puede hacerlo a través de algún objeto personal de la víctima o incluso puede crear un muñeco vudú hecho especialmente para brujería.


Son muchas las formas en las que podemos caer malditos, afortunadamente, existen pocas personas que sean capaces de trabajar solo a través de canales de energía y sin fotografía. Por lo tanto, los métodos generales de protección son efectivos solamente en el 90% de los casos. Como ya conocemos la capacidad de reflejar la influencia del mal, nos daremos a nosotros mismos una limpieza espiritual después de tres días tras haber hecho un mal de ojo a cualquier persona.

!Si conoces otras formas para echar un mal de ojo que sean útiles o tienes alguna duda compártela en los comentarios¡ Trataremos de responder lo más rápido posible.

Dejar un comentario

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Angel Cristóbal.
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, responder y gestionar los comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y eliminar tus datos cuando quieras.
  • Contacto: hechizos.top@gmail.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.